Lamentablemente dura entre 24 y 48 horas, siempre y cuando tenga los cuidados necesarios.